ESCUCHAR CODIGO IPEP RADIO
Preloader

Música en streaming

A lo largo de la investigación se confirmó que todas las personas entrevistadas tienen o tuvieron experiencias en relación a  plataformas de música en streaming. Las aplicaciones o sitios web que los usuarios más utilizan son YouTube, Spotify o MUS –aplicación de música en streaming de Uruguay-.

Esta investigación comprobará si es rentable un negocio de este tipo y se podrá afirmar -si es verdad- que estas plataformas afectan o no al artista. Fueron consultadas distintas fuentes, entre ellas; músicos, sellos discográficos e incluso a la aplicación uruguaya de música en línea MUS.

RACONTO

A finales del siglo XIX se creó un dispositivo que era capaz de grabar y reproducir sonidos de forma analógica, el fonógrafo. Años más tarde, en 1925, surgió el tocadiscos, el primer reproductor musical que se masificó en la población mundial la cual sólo reproducía discos de vinilo. Luego nacerían los walkman, un dispositivo chico, ágil, fácil de llevar a cualquier lugar para poder escuchar cassettes –cintas magnéticas-. El mismo año en que nacería el walkman -1979- emergía también lo que hoy se llama “la era digital” dando así el nacimiento del compact disc –cd-. Esta tecnología se comenzó a adoptar rápidamente y pronto los sellos discográficos utilizaron el cd como su medio principal para distribuir el contenido de sus artistas. Hoy en día las disqueras siguen vendiendo cd’s y discos de vinilos pero desde aproximadamente el 2000 las ventas cayeron rotundamente debido a un nuevo formato de comprensión de música digital llamado MP3. Esto rompió con todas las barreras de escuchar música ya que no se tendría que comprar el formato físico de la obra para poder reproducirla. De esta manera se incitaba a la piratería. Debido a esto surgieron distintas tiendas de música en línea que son las que se encargan de vender música a través del pago por canción o mediante una suscripción, que es más barato que comprar un disco en formato físico. Pero en 2008, debido al éxito que estas tiendas llevaban, surgen las primeras plataformas de música en streaming teniendo como principales empresas a Spotify, Apple Music y Deezer. 2°

MUS

MUS es un proyecto que comenzó hace tres años, en 2014, cuando la industria del streaming “estaba más verde” de lo que está ahora y empezó a funcionar desde noviembre del 2016 con la ayuda de la Administración Nacional de Telecomunicaciones (Antel), según el gerente general, Diego Mariani. La aplicación surgió debido al poco interés que las plataformas internacionales le daban a la música nacional, explicó Mariani. Debido a esto el gerente general explicó, “esta aplicación pretende darle más prioridad a la música nacional sin renegar de la música internacional” y agregó que “la música nacional es el 60% de la música que se consume en el Uruguay según la Cámara Uruguaya del Disco (CUD), por ende hay un público amplio para este tipo de plataforma”.

MUS hoy en día tiene 16 millones de canciones subidas a la plataforma y ya cuenta con aproximadamente 38 mil suscriptores, 35 mil son del país y los otros 3 mil son del exterior –se registraron suscripciones desde Argentina, Brasil, Estados Unidos, Canadá, España y Australia-. Respecto al número de suscriptores, Mariani dijo que no colmaron las expectativas y que los servicios de streaming “hoy todos pierden plata pero buscan un modelo a seguir para dejar de perder dinero”. Además, Mariani aseguró que no son del todo rentables y que tampoco pretenden serlo en tan poco plazo pero esperan poder serlo para el año que viene. También manifestó que hay un montón de cosas para mejorar con respecto a tecnología y contenido en la aplicación para poder seguir creciendo. El gerente general indicó que en MUS “tienen el 85% o 90% de las canciones que normalmente escucha la gente y por eso es inevitable tener la comparación con la aplicación Spotify”.

Pero, ¿cómo ganan dinero MUS y las demás plataformas? Según Mariani, los ingresos de MUS provienen especialmente de dos fuentes: las suscripciones de los usuarios de pago y la publicidad que insertan para los usuarios del servicio gratuito. Por otra parte, los gastos desde la plataforma se centran, sobre todo, en el pago de derechos de autor a las discográficas, y también en lo que invierten en desarrollo, marketing y en administración.

En relación a la paga para los artistas, la aplicación no maneja el porcentaje de ganancia que recibirán. Sin embargo sí saben los ingresos para los sellos, y a partir de ahí se genera un nexo entre el sello y el artista para que ese dinero llegue al músico. También  manejan el porcentaje que le deben pagar a la Asociación General de Autores del Uruguay (Agadu) por suscripción de cada usuario por motivo de derechos de autor.

Por otro lado, como modo de adelanto para la gente, Mariani dijo que están por lanzar una nueva versión donde se podrán sintonizar todas las radios nacionales de forma gratuita y para aquellos que recién instalen la aplicación, en vez de tener dos días de auditoría gratis pasarán a tener siete –para así poder seguir sumando suscriptores-.

SELLOS DISCOGRÁFICOS Y ARTISTAS

Luego de pérdidas constantes durante años debido a la baja venta de discos, los sellos discográficos empezaron a ver en las plataformas online de streaming una nueva forma de negociar con su material. Para saber más sobre los sellos se consultó a la compañía Bizarro Records y a Sondor.

En primera instancia las discográficas no quisieron revelar el contrato que tienen con los artistas. De igual manera, confirmaron que tuvieron un alza en sus ingresos –no quisieron dar porcentajes-  en estos dos últimos años gracias a que “colgaron” discos de sus músicos en las plataformas online. El gerente general de Bizarro Records, Andrés Sanabria, contó que el sello publica unos 20 o 30 álbumes por año en formato físico. En relación a los discos subidos a las plataformas de streaming, Sanabria dijo que hay entre 150 y 200 álbumes subidos. Aclaró que faltan bastantes por subir y que “es un proceso que están desarrollando pero que implica tiempo y costos”.

Por otra parte, el sello Sondor –primera discográfica del Uruguay- hace dos años y medio firmó un contrato con la empresa americana The Orchard para que distribuyera el material de la compañía a la plataforma de Spotify. Hoy ya hay subidos más de 830 discos editados por la compañía y esperan subir el material restante para el año entrante, según el director general, Ignacio Abal. Además, destacó que es fundamental hoy en día colgar el material de los artistas a este tipo de plataformas, y que desde el sello apuntan a tener todo el material en Spotify porque es la plataforma que más suscriptores tiene y además es la que las personas más escuchan. Los artistas que más se reproducen –por parte de Sondor- en la plataforma Spotify son de movida tropical –plena especialmente-. Abal señaló que los grupo s más reproducidos en esa plataforma son: Los Fatales, Karibe con K y L’Autentika.

Por otro lado, se consultó al periodista, músico y productor Andrés Torrón sobre qué opina sobre la música en streaming, cómo ve este tipo de industria a futuro y la relación entre los sellos y los músicos. Torrón afirmó que no utiliza demasiado el streaming, sólo lo usa cuando quiere escuchar algo puntual y normalmente escucha desde YouTube que “no es como Spotify pero también se utiliza como streaming”. Respecto a este tipo de plataformas dijo que “está buenísimo que existan, es una especie de sueño hecho realidad en relación al pasado; si te pones a pensar, cuando te hablaban bien de un disco tenías que esperar días, incluso meses para poder comprarlo o pedirle prestado a un amigo y escucharlo y ahora te d icen ‘esta banda está buena’ y vas y escuchas un disco de ellos en cuestión de segundos”. Sin embargo, Torrón le ve “tres contras grandes” a este tipo de plataformas, “la primera sería no tener el formato físico del disco; ya que perdes la interacción que hay entre el humano y el álbum. La segunda es que la calidad del sonido del streaming es muy mala y es medio incomprensible que la gente no proteste por eso y eso tiene que ver con que la gente está acostumbrada a escuchar música en malas condiciones. Y la tercer contra es la poca o nula paga a los músicos”.

Con respecto a la relación entre los sellos y los artistas en cuestiones de dinero ve “lógico” que las discográficas pongan los discos de sus artistas en la nube –Spotify, MUS, etc- para generar más ingresos debido a la baja venta de discos, pero subrayó que “deben darle más plata a los músicos de las ganancias que generan”. Torrón aseguró que “ser artista independiente es mucho mejor que depender de una compañía discográfica porque tenes más control de tu música y de lo que uno quiere hacer, pero lo que tiene el sello es que te da más difusión y te libera de un montón de cosas que tenes que hacer vos”.

Por otra parte, también piensa que el streaming frenó la piratería y que las plataformas “vinieron para quedarse” pero que van a vivir cambios muy grandes, porque negocios como el de Spotify “no son muy rentables ya que tienen que pagarle a las discográficas y demás”,  y destacó que “no es como Netflix –plataforma de películas y series vía online-  que ya empezó a producir su propio contenido. Por tanto, quizá, Spotify se convierta en un sello discográfico para que produzca a sus artistas para no tener tanta pérdida”.

En fin, ¿qué pensarán los músicos que tienen su material colgado en estas plataformas? Para conocer más cuál es la postura de los artistas se entrevistó a la cantautora Papina de Palma y al cantautor Gonzalo Deniz –más conocido por su nombre artístico “Franny Glass”-.

Papina de Palma que editó su primer disco “Instantes Decisivos” por Bizarro Records en noviembre del año pasado sostuvo que el streaming “es un arma de doble filo” y que YouTube fue el sitio web que más la ayudó a difundir sus canciones. Respecto a esto dijo que “en YouTube sí sirven que estén mis canciones; por ejemplo, Sofar -compañía que hace eventos privados para filmarlos- subió un video mío de la canción ‘Si Funciona No Dejar Que Leude’ y me pasaba que pila de veces que iba a tocar en vivo la gente conocía la letra de la canción y eso para mí era increíble, porque a pesar de no haber editado todavía el disco las personas ya se sabían algunas de mis canciones”.

De todas formas, de Palma cree que “no es un síntoma muy claro” el tema de la cantidad de reproducciones que tengas en un video porque no está relacionado con la gente que la va a ver en vivo. En relación a esto dijo que,“es un arma de doble filo, porque está bueno que estén estos videos en la web porque hace que lleguen las canciones a lugares que nunca llegarían pero así también crea ‘una zona de confort frente a la computadora’ y no está bueno porque no me van a ver en vivo, lo cual a mí como artista me conviene hacer toques ya que me apoya muchísimo económicamente. A pesar de eso, no me imagino hoy en día un artista, por ejemplo, de la talla de Fernando Cabrera que no tenga sus canciones colgadas en la web, sería algo raro”.

Con respecto a Spotify la cantautora señaló que su disco está hace poco tiempo subido a la plataforma –desde febrero- y que para recibir dinero por derechos de autor tiene que “tener millones de reproducciones su disco”, por ende “borró ese número de su mente” y no espera ganar plata de ahí. Destacó ade más que no puede vivir de “hacer canciones” aunque le gustaría y trabaja para ello. Hoy en día da clases de música en distintos jardines de infantes y también da talleres de composición a personas de diversas edades en su casa.

Por otro lado, Gonzalo Deniz hace dos años también da clases de composición y guitarra. El cantautor editó 4 discos bajo el nombre artístico “Franny Glass”, los álbumes editados fueron: “Con la mente perdida en intereses secretos” en el año 2007, “Hay un cuerpo tirado en la calle” en 2008, “El podador primaveral” en 2011 y “Planes” en 2013.

Respecto a qué piensa sobre el streaming, dijo que “lo mejor es hacérsela lo más fácil a la persona que le interesa lo que vos haces, por ende mientras en más lugares te encuentren, mejor. Es un estilo ‘consumir a la carta’. De todas formas, creo que las personas deben pagar por tu arte y no dejarse llevar por la ‘cultura de la gratuidad’. Yo consumo música de las dos maneras, por Internet y comprando cd’s, por tanto pienso que está bien que las dos cosas existan, son dos maneras de aproximarse a lo mismo”. Se le preguntó también por qué medio ganaba más dinero, si por la venta de sus discos o por colgar sus canciones vía online y dijo que “en cuestión de corto plazo son los discos lo que me generan más ganancias pero por la música en streaming se recibe mayores cantidades en períodos más largos de tiempo”.

Por ende, la conclusión más próxima luego de esta investigación es que actualmente negocios como el de Spotify, MUS y demás plataformas –por ahora- no son tan rentables como parece. Lo que sí se afirma es que éstas logran popularizar la música con más eficacia.

FUENTES:

Diego Mariani, gerente general de MUS

Ignacio Abal, director general de Sondor

Andrés Sanabria, gerente general de Bizarro Records

Andrés Torrón, periodista, músico y productor-

Papina de Palma, cantautora

Gonzalo Deniz ‘Franny Glass’, cantautor

www.ifpi.org

http://www.lainx.com/2010/04/la-evolucion-de-la-reproduccion-musical-desde-el-fonografo-hasta-spotify.html